Artículos de José Ramón Varela

Ora pro nobis

Publicado por el 16 Sep 2018 en José Ramón Varela | 0 comentarios

Ora pro nobis

Me llama la atención el éxito que cosecha un moderno centro cultural de la aldea, un uso popular del que pocos centros gozan. Correteando por sus pasillos puedes encontrarte niños de todas las edades, desde los que van en cochecitos hasta los que usan ya bicicletas; obviamente los jubilados somos mayoría, pero también hay decenas de jóvenes ocupando sus bancos y dando rienda suelta a su sociabilidad electrónica por medio de su móvil, por haber, hay hasta palomas o locos que desafían la ley de la gravedad y caminan por las vigas exteriores de...

lea más

La ermita del Monte Faro

Publicado por el 2 Sep 2018 en José Ramón Varela | 0 comentarios

La ermita del Monte Faro

Durante decenios, quizá centurias, los marineros de este pueblo han utilizado esta ermita para dominar los vientos. Cuando el nordés soplaba con fuerza y los pataches no podían zarpar, subían hasta la ermita y le daban vuelta a una determinada teja, al día siguiente el viento había rolado y podían sus veleros hacerse a la mar. La primera vez que oí la historia, igual que estás haciendo tú en este momento, lo puse en duda, negué la posibilidad de que una teja, por mucho que se voltee, pueda hacer rolar el viento. No es científico. Lo años me...

lea más

Cementerio

Publicado por el 19 Ago 2018 en José Ramón Varela | 0 comentarios

Cementerio

Cada pueblo, cada ciudad tiene su propia personalidad, pero quizá, sólo quizá, sean los cementerios de cada población el espejo donde mejor se refleja el alma de sus pobladores. Hay cementerios urbanos, con calles y avenidas, llenos de sepulturas diseñadas para destacar por encima de las de sus vecinos, tratan de mostrarnos la “grandeza” de sus difuntos, obviando su derecho al descanso eterno. Hay otros cementerios donde nunca faltan las flores, un detalle con el que tratan de mostrarnos que allí nunca olvidan a sus finados. Los hay de...

lea más

La muerte

Publicado por el 15 Jul 2018 en José Ramón Varela | 0 comentarios

La muerte

Dicen los que saben de esto que ningún ser vivo, salvo el hombre, es consciente de su propia finitud. Los animales se mueren, pero no saben que van a morir. Yo no deseo ponerlo en duda, pero esta semana he sido testigo de una muerte que me está haciendo reflexionar. Mientras estaba yo fotografiando a los percebeiros en su trabajo apareció un calderón, se dirigía hacia las rocas y cuando los percebeiros se percataron de ello, intentaron una y otra vez sacarlo a mar abierto, pero él insistía y al final logró su objetivo y quedó varado en las...

lea más

Anémona

Publicado por el 30 Jun 2018 en José Ramón Varela | 0 comentarios

Anémona

Desde donde alcanzan mis recuerdos las anémonas siempre me han fascinado. Recuerdo que hace años, muchos años, yo aún estaba sujeto al tedioso trabajo remunerado, cuando en un cursillo de mi empresa, un sesudo psicólogo, nos dio un test para que contestáramos con sinceridad y rapidez. Creo que era para hacer un esbozo de nuestra personalidad. Había multitud de preguntas y una de ellas hacía referencia a si fuéramos animal, cuál nos gustaría ser. No lo dude ni un instante: anémona. El resto de mis respuestas debió ser muy convencional, porque...

lea más

La imaginación de doña Txaro

Publicado por el 17 Jun 2018 en José Ramón Varela | 0 comentarios

La imaginación de doña Txaro

Ayer me hicieron una entrevista para publicarla en la hoja parroquial. Miguel, que es medio sacristán, es el encargado por el cura para buscar a los personajes de los que quieren publicar algo interesante de su vida. Vino a hacerme la entrevista doña Txaro, la catequista de mis nietos, una mujer culta, educada y sumamente conservadora. La entrevista comenzó interesándose en cómo matamos el tiempo los jubilados, en nuestras aficiones y, cómo no, en nuestras creencias religiosas que, se supone, o al menos suponía la doña Txaro, que a esta edad...

lea más

Llega la primavera

Publicado por el 3 Jun 2018 en José Ramón Varela | 0 comentarios

Llega la primavera

Hoy de madrugada, aún no habían dado las nueve, me ha despertado el bullicio de unas voces femeninas. Asustado me he asomado a la ventana, eran mis vecinas. Tras siete meses lloviendo hoy, a primera hora, se ha asomado el sol en el cielo. Mis vivarachas vecinas, eufóricas por la novedad se han avisado una a otra a gritos y todas, tras hacer la colada, han bajado al jardín para tender la ropa. Al sol la blancura de las sábanas recupera su color natural. La hierba aún húmeda y salpicada de hojas secas del invierno no ha sido un impedimento para...

lea más

Viajar

Publicado por el 20 May 2018 en José Ramón Varela | 0 comentarios

Viajar

Mis pudores siempre me vencen, Luis me aconseja que viaje a la India, allí podrás hacer buenas fotos de calle; Angel me aconseja que vaya a Islandia: el país es sobrecogedor; Felipe me habla de la Islas Feroe: el mejor lugar del mundo para fotografiar auroras boreales; Josu del Delta del Ebro; Mikel de Río Tinto, Gorka de los parques nacionales norteamericanos… hasta Arantza me comenta que en Zumarretxu hay rincones muy especiales; el único que me comprende es José Ángel que siempre corre con el gasto de los viajes a los que me invita a...

lea más

Cemiterio Dos Cores

Publicado por el 6 May 2018 en José Ramón Varela | 0 comentarios

Cemiterio Dos Cores

Esta semana un grupo de fotógrafos de la aldea nos hemos desplazado a Costa da Morte, unas pequeñas vacaciones fotográficas, captando instantáneas de sus siete faros, de su ríos de apariencia lechosa, de sus playas desiertas… pero lo que a mí más me atrae de esa zona es la familiaridad de sus gentes con la muerte. Hay tumbas sin fallecido alguno que están decoradas con flores, precisamente, flores puestas por la persona que algún día descansará en ese nicho, los ancianos en sus paseos siempre se acercan hasta el camposanto y, de paso,...

lea más

La aldea

Publicado por el 18 Abr 2018 en José Ramón Varela | 0 comentarios

La aldea

Para un aldeano, como yo, que vive en una pequeña ciudad de provincias, rodeado de tópicos y gentes que no han oído hablar de Copérnico, que piensan que el Universo (o los diferentes pluriversos) giran en torno a nuestro ombligo, es muy saludable salir de vez en cuando de la aldea y visitar alguna ciudad. Y no lo digo por las edificaciones descomunales, ni por la cantidad de razas y lenguas que uno ve y oye a cada paso, lo digo, en este caso, porque puede encontrarse con detalles que le muestren su pequeñez, su insignificancia o, simplemente,...

lea más