Pobres y ricos

Las playas de la aldea son, teóricamente, de uso y disfrute público y gratuito: digo teóricamente porque la realidad es muy otra. Con la pleamar el espacio disponible se reduce drásticamente y del escaso espacio libre que queda, la mayoría está privatizado y sólo pueden disfrutar de él, los clientes de pago. Este mercadeo del espacio público, se argumenta, está basado en...

Más información

Día de bochorno

Antes de que vuelvan de nuevo las lluvias, hoy tocaba padecer el calor bochornoso, como si estuviéramos en Andalucía los termómetros han marcado más de 30 grados. Un día de crudo verano con infinidad de alicientes culturales, gastronómicos, populares por las calles de la aldea. Y mientras unos (pocos) comían “polbo a feira” en el día de la Casas Regionales, otros (pocos)...

Más información

Pasatiempo

Uno de mis pasatiempos favoritos es, como tú bien sabes, la fotografía. Es una afición que me produce un doble goce. Por un lado paso el rato husmeando aquí y allí en busca de una imagen que, luego, me invite a fantasear. Ahora que estoy jubilado tengo mucho tiempo y como no me gusta el fútbol ni el chiquiteo, ni, tan siquiera, me atraen los chismes, una forma de matar...

Más información

Lluvias

Hay quien afirma que ya no llueve como antaño. Y, quizá, tengan razón, pero yo estoy hasta los bemoles de tanta agua. He pasado unos días por Murcia y he visto los campos resecos, hoy he vuelto a la aldea y me he encontrado la huerta inundada. Los frutales se me han muerto ahogados; las gallinas en lugar de cacarear, croan como las ranas; las lechugas se han trasmutado...

Más información

Propiedades

Hace ya bastantes años, aún no había perdido mi espíritu aventurero ni usaba cámaras fotográficas, la existencia era, simplemente, la suma de instantes vividos, sin necesidad de recuerdos en papel satinado. En uno de mis viajes me dirigí a la Sierra Madre Occidental, en el estado de Chihuahua, al norte de México (al escribir México, he optado por hacerlo en español...

Más información

El descanso eterno

A pesar de mi agnosticismo racional, en ocasiones, afloran desde mi subconsciente las creencias paganas con las que en mi infancia me educaron. Ese respeto y, a la vez, familiaridad con la muerte. Por ejemplo: me parece de una cobardía superlativa el desacreditar a los muertos y mucho más el deshonrarlos con calumnias. Una vez muerto ya eres igual al resto. Allí, donde...

Más información

Mocos fuera

Esta mañana paseaba por la orilla del arenal de la aldea. Como soy un antiguo, fumo. Y me gusta fumar cuando paseo mis soledades. Y hoy, mientras mojaba mis pies en la orilla del mar —mi médico me lo ha aconsejado, ya que es bueno para la circulación sanguínea— he cometido la imprudencia de tirar la ceniza del cigarrillo al suelo. Un elegante caballero me ha llamado la...

Más información

Cementerio

Si la muerte por sí misma ya es una putada, el que te entierren bajo la nieve y te condenen a pasar frío durante toda la eternidad tiene que ser como estar ya en el infierno, pero en lugar de fuego, el gélido hielo. Con lo bellos que son los cementerios que miran al mar, ofrecen un descanso sosegado, tan variado como la mar, hoy temporal, mañana clama chica; no te...

Más información